jueves, 4 de octubre de 2012

[252] OPINIONES DE JOAQUÍN TORRES


Opinión sobre los Colegios de Arquitectos: "El visado no es simplemente una tasa más, ya que la tasas se pagan a cambio de un servicio, y en este caso el visado no ofrece absolutamente nada a cambio. Hablamos entonces de un impuesto revolucionario."
Opinión sobre los arquitectos municipales: "No hay que olvidar que los técnicos municipales son funcionarios que están para ayudarnos y no para doblegarnos. Una institución que debería ofrecer un servicio, no pegas constantes."
Opinión sobre los funcionarios: "Me sorprende cuando los funcionarios protestan porque les aumentan el número de horas laborables o les reducen el sueldo. Cierto es que las reducciones no son plato de buen gusto, pero entonces, ¿de dónde sacamos dinero para mantener a tanto funcionario con vacaciones, moscosos, días de asuntos propios, etc?

Estimados seguidores, os rogaríamos que los comentarios a favor o en contra de estas manifestaciones no incluyeran palabras irreproducibles. Por lo demás, dignados e indignados con este personaje mediático...a opinar.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Este "señor"(?) viene a dar peroratas con la cultura del esfuerzo, cuándo terminó la carrera a los 40 años y su primera obra fue el caserón, frío e impersonal por otra parte, de su papaito, donde el único límite que tuvo fue "mi creatividad". Un arquitecto (?) al que no le gusta visitar las obras (quizá se manche) y que se paga plubirreportajes en La Sexta. Acuéstese, Señor (?) Torres.

Marisa Haro dijo...

Hay opiniones que no merecen comentarios

Anónimo dijo...

Cada día es más común opiniones de este calado en todos los campos de las actividades o del conocimiento. Es una muestra más de la soberbia de la que hacen gala y del neoliberalismo salvaje al que se nos está empujando.
Lo grave para todos es que haya opiniones que tengan tal difusión, sin poder rebatirlas y creyendo que sientan cátedra, y las de tantos otros no.

Anónimo dijo...

Se reunen 4 arquitectos para determinar quien es el arquitecto mejor del mundo. Uno es judío, otro hindú, otro japonés y otro católico que es Joaquin Torres. El arquitecto judío dice que él es el mejor arquitecto del mundo, porque acaba de decirselo el Dios de los judios Jehová. El arquitecto hindú replica que el mejor arquitecto del mundo es él, porque se lo ha revelado Buda, el Dios de los budistas. Ante ello el japonés afirma que el mejor arquitecto del mundo es él, porque se los han dicho los Dioses del sincretismo japonés. Por fin toma la palabra el arquitecto Joaquín Torres y les dice: Sois todos una pandilla de mentirosos. Todo lo que habéis dicho es falso, porque yo hace muchos días que no he hablado con vosotros y nunca os he dicho estas cosas.

Anónimo dijo...

Dejando de lado la persona de quien viene el comentario y de lo cuestionable que pueda parecer su forma de actuar, que a mí me lo parece pues no hace ningún bien a la imagen que va vendiendo de lo que supone ser arquitecto, conviene reflexionar sobre lo dicho y, por mucho que nos pese, en el fondo tiene bastante razón. Los compañeros que están en la administración utilizan su poder para imponer su criterio sin admitir sugerencias o correcciones, porque como todos los humanos, y ellos lo son, están sujetos a equivocarse y a aprender cada día. No se puede aprovechar una posición de privilegio para imponer tu opinión, que, a veces es reflejo de tu ignorancia. En cuanto a los colegios, estoy totalmente de acuerdo con lo que dice: no dan nada a cambio y son un nido de intrigas y "tapadera de actividades irregulares".

Anónimo dijo...

La crítica que le hago al Sr. Torres sobre esos artículos en mi humilde opinión es que generaliza en exceso y no aporta datos concreto a los que agarrarse. Claro que habrá colegios de arquitectos, arquitectos municipales y funcionarios indeseables, como los hay en cualquier colectivo, pero eso es una cosa y otra generalizar y meternos a todos en el mismo saco. Eso es igual de irreal que pensar que todos los arquitectos fuéramos como el Sr. Torres.

Anónimo dijo...

Pues sí, tienes razón que las generalizaciones no son buenas nunca, pero para nuestra desgracia, y yo soy funcionario también y conozco muy bien el terreno, el problema está muy enraizado y es mucho más común de lo que desearíamos mucho. Más bien la lectura es al revés, son pocas las honrosas excepciones que existen porque los demás han sucumbido al sistema y lo arropan con sus cuestionables actuaciones ¿profesionales?

Sergio dijo...

Lo que no debería hacerse es dar publicidad a los comentarios de personajes como éste en un blog que hasta ahora consideraba serio. Espero que sólo se trata de una raya en el agua y que dejéis de dar publicidad a estos tipejos, aunque no consigáis tantos comentarios ni visitas como los de hoy.

Anónimo dijo...

Desgraciadamente lo que le sobra a este hombre es publicidad y lo que le falta es una cura de humildad. Por lo que estoy leyendo en algunos comentarios algo de esa cura esta recibiendo. Me gusta este blog porque no solo dice lo que quiero escuchar sino tambien aquello con lo que no estoy de acuerdo como las opiniones de Joaquin Torres.

Anónimo dijo...

Como se avisa de que no se pongan palabras malsonantes! Se sabia que esto iba a pasar después de las palabras de este señor..
Acaso sus proyectos se pagan al mismo precio que el de otros.. Que es lo suyo, un impuesto revolucionario??
Los trabajos son distintos no se puede igualar o comparar. Cada profesional trabaja por y para algo, cumpliendo con sus funciones!!
Si no hay colegio nos iban a salir arquitectos falsos debajo de las piedras, y el arquitecto municipal sirve para q se cumplan los planes generales, no para q se salten.
Metase con los redactores de los Master plan como el propio Torres..
Y cuando se reían de los funcionarios por tener un sueldo tan bajo?? Se decía, "yo por 1300€ ni me levanto!" y ahora son los que sujetan la seguridad social ya que los autónomos no pueden, y prefieren criticar a los funcionarios, de los que se reian antes, por tenerles envidia???? No es justo!!

patricia dijo...

La soberbia que vierte en esos comentarios me parece tan increíble que llego a la conclusión de que se trata de puro márketing. Ya estamos acostumbrados a las barbaridades que ciertos personajillos utilizan para darse publicidad,incluso puede que esperara más repercusión (no olvidemos las chorradas que salen en los telediarios en agosto). Al menos a mí me parece que estos personajillos no pueden ser tan estúpidos enfrentándose a colectivos (por cierto que el Sr. Torres menciona que no puede perder clientes).. Increíble

Anónimo dijo...

Me parece que cuando duelen las cosas, algo habrá detrás. (y no es difama que algo queda). No opinaré del último apartado, dentro de su casa.
Creo que en cuanto al fondo de las dos opiniones primeras no hay discusión, si en la forma. No tenemos capacidad de demandar (por art. 403 o 408 CC) creo que es mejor evitarlo con un sello que incluso llegan a falsificarlo, o presentan documentación con una firma parecida a la de uno. Los COAs están bien si hacen algo, solo para pagar, no.
En cuanto a la segunda parte el problema está en los tiempos se los informes y sobre todo en la interpretación de la normativa cuando esta no es especifica. Y por supuesto ningún político por encima de la Ley, que representan los funcionarios a través de sus informes.

ibai dijo...

Este sujeto no se ha enterado de que defraudar a la hacienda pública es un delito y que el lugar en el que deben estar los delincuentes es la cárcel. Los funcionarios son sus enemigos: El inspector de Hacienda que le revisa las cuentas; el arquitecto municipal que se opone a que edifique en espacios protegidos; el juez que hace preguntas incómodas; el funcionario de prisiones... ¿Cómo no se va a alegrar por el mal de los funcionarios?

Anónimo dijo...

Este Sr., que no es santo de mi devoción porque está enganchado a la mercadotecnia, acierta de pleno en este tema, casulamente creo yo.
Los colegios profesionales y los visados son meramente impuestos, las administraciones están plagadas de burócratas y los funcionarios se quejan demasiado para los tiempos que corren.

Anónimo dijo...

Yo no entiendo mucho de arquitectura pero todo lo que hace este hombre me parece espantoso, como de nuevo rico, creo que dentro de unos cuantos años los dueños de sus casas se arrepentirán mucho de habérselas encargado.

Publicar un comentario