jueves, 31 de octubre de 2019

[560] Sobre la Hoja de Estadística de la Edificación

Cuando se pretende por parte de la Administración que incluyamos en nuestros proyectos arquitectónicos documentos del CTE que justifiquen  la exigencia básica de protección contra el radón en recintos cerrados de los edificios, se nos queda cara de circunstancias cuando nos percatamos que en 50 años, la misma Administración solo ha sido capaz de cambiar de la Hoja de Estadística de la Edificación, el escudo, el color y el formato de díptico a triptico.

martes, 29 de octubre de 2019

[559] Resumen de los temas tratados en la Junta Directiva de la UAAAP/CSCAE del 5 de abril de 2019

Agilización de licencias de obras. 
Se hace un breve resumen informativo sobre las reuniones mantenidas en el Ministerio de Fomento. 
Se analiza el contenido de la ficha básica del proyecto que se ha propuesto para incluir como documentación en el proyecto a presentar con la solicitud de licencia de obras, con la idea de que contenga resumidamente la información del proyecto que sea necesaria y suficiente para fiscalizar el cumplimiento por éste de la normativa de aplicación: urbanística, código técnico y sectorial, en su caso, a los efectos de concesión de la licencia de obras. 
También se analiza la posible modificación a realizar en el “Anejo I. Contenido del proyecto”, del Código Técnico, para introducir este documento como obligatorio en el contenido del proyecto. 
Por último, se informa que se ha planteado al Ministerio que esta ficha tenga formato digital y se contrate como una opción a una empresa especialidad la elaboración de una aplicación informática gratuita para su fácil cumplimentación, de modo que no suponga una nueva carga para los redactores de los proyectos. 
Se plantea la cuestión de cómo va a ser recibida en el colectivo de arquitectos la obligación de redacción de un nuevo documento a incluir en los proyectos. Tras la expresión de distintas opiniones parece haber consenso en que, en la medida en que la nueva ficha debe ser transcripción de lo que ya contiene el proyecto redactado y que además puede sustituir a otras documentos como la Hoja de Estadística y servir para múltiples funciones administrativas: licencia, catastro, notaría y registro, a la larga será asumida sin demasiadas objeciones, si bien para ello es imprescindible que la aplicación para su elaboración sea de fácil uso y se haga una buena labor informativa sobre sus virtudes. 
Encuesta sobre la tramitación de licencias de obras. 
Se informa sobre los resultados de la encuesta confeccionada por el CSCAE sobre la agilización de la concesión de las licencias de obras.
También informa sobre las conclusiones obtenidas en la encuesta elaborada por la propia UAAAP, dirigida a los arquitectos municipales, basada en los resultados obtenidos en la del CSCAE. De esta última se extrajeron los diez factores de más peso en la agudización del problema, preguntando a los arquitectos municipales sobre la importancia relativa que tiene cada uno de ellos. 
A la vista de los resultados, parece que, tanto la puesta en marcha de la iniciativa de la ficha básica del proyecto, como la creación de un cuerpo nacional de arquitectos de la administración local contribuirían a reducir los plazos de concesión de licencias, siendo medidas más fáciles de implementar que el resto de las necesarias para paliar las causas del retraso en esta tarea administrativa. 
Foro de buenas prácticas de urbanismo en la administración. 
Se informa sobre el proceso de creación y funciones de un Foro de buenas prácticas de urbanismo en la Administración de Andalucía. 
Este foro está integrado por profesionales que desarrollan su trabajo en el ámbito del urbanismo dentro de cualquier administración en las ocho provincias andaluzas, sin discriminación de colegiación, titulación, o función que desempeñen. 
Sus nuevos miembros se incorporan al foro mediante invitación de cualquiera de los miembros ya existentes tras comprobación de los datos aportado. El foro se articula mediante dos tipos de redes sociales: 
-Aplicación de mensajes telefonicos, en la que se ha creado un grupo de debate en el que los miembros que hasta la fecha superan el numero de 280, convenientemente identificados, debaten en tiempo real sobre asuntos relacionados con el urbanismo. 
-Un blog de acceso público en el que se exponen, anonimizados, los debates más interesantes que se produzcan vía telefónica. 
Anima el Presidente a la creación de grupos similares en cada comunidad autónoma liderados por los colegios de arquitectos de cada demarcación, para lo que propone que se circule la información sobre esta iniciativa, desde la UAAAP, a todos los colegios y a las distintas agrupaciones de arquitectos al servicio de la administración pública.

sábado, 26 de octubre de 2019

[558] Propuestas de un técnico de la administración a compañeros arquitectos proyectistas para agilizar los trámites del otorgamiento de licencia de obras.

Se trata tan solo de una propuesta desde el convencimiento de que en la edificación siempre hay reglas que cumplir y que mientras más se estandaricen y se simplifiquen la justificación de esas reglas, más espacio y tiempo habrá en el proyecto de obras para hacer Arquitectura. 
Por supuesto de que a esa propuesta se le debe añadir otra de simplificación administrativa pero creo que una cosa no excluye la otra, que no hay que buscar las causas de los retrasos de las licencias de obras en un solo factor y que los arquitectos proyectistas son un eslabón fundamental para la solucion de toda esta patología. 
Al promotor le da igual por donde se rompa la cadena, lo que no quiere es que se rompa. Defendamos todos la Arquitectura. La buena arquitectura no tiene distintos idiomas, usa el mismo idioma pero de formas diversas. No  parece un mal ejercicio dedicar esfuerzos en modernizar esa "gramática procedimental" para que los arquitectos proyectistas aporten su experiencia y conocimiento en la búsqueda de soluciones. 
Cómo todo cambio hacia una modernización, el esfuerzo primero que este camino pueda suponer se verá ampliamente recompensado más pronto que tarde. Si a pesar de todo, los arquitectos proyectistas no ven en esta propuesta una acción que sume, no pasa nada, los técnicos de la administración seguiremos intentando hacer nuestro trabajo lo mejor posible y seguiremos en la búsqueda de propuestas pragmáticas que convenzan a todos.

01. Presenta la documentación en formato digital con índices de marcadores PDF
02. Si presentas un solo documento de PBE, estructuralo para que se distinga claramente qué es proyecto básico y qué es proyecto de ejecución. 
03. Si preves que la documentación presentada tendrá que ser sometida a autorizaciones sectoriales, presenta anexos separados para cada sectorial.
04. Incorpora en la memoria de justificación urbanística la referencia a los articulados normativos considerados y esquemas gráficos en formato A4.
05. Presenta algún plano dónde se incluyan exclusivamente la justificación urbanística.
06. Presenta algún plano dónde se incluyan exclusivamente la justificación del CTE que se exige en el proyecto básico.
07. Incorpora en los datos del proyectista un email y un teléfono de contacto profesional.
08. Incorpora la ficha catastral y una georeferencia UTM de la parcela afectada por la actuación.
09. No abuses de planos de grandes dimensiones.
10. Reduce el número de hojas de la memoria pero no haciendo más pequeña la letra.

Comentarios a las propuestas en el grupo de Facebook
 https://www.facebook.com/groups/blogdelaunion/permalink/1219379681583652/


-Estoy muy de acuerdo, como arquitecto proyectista que soy.

-Si, mientras me lo vayan a pagar como debe ser. Como normalmente te lo pagan al 50-60% de lo que realmente vale, el trabajo se hará en equivalencia a dicho pago. Creo que es lógico

-probablemente tardarán más en informarlo y te pedirán algún plano que te falta. Y tú cliente tacaño se buscará a otro arquitecto al que regatear honorarios para su próxima promoción. Tuya es la decisión profesional

-por dónde me muevo yo el que no te pidan un plano o algún requisito es tan probable como el que te toque la lotería. El día que me llegó una licencia sin que me hubieran pedido algo, casi ni me lo creía.

-es que los técnicos municipales son a veces muy tiquismiquis. Pero aliviarles la labor con un documento claro, preciso y conciso no está de más, por el bien de todos

-no señor. Tu trabajo debe ser completo y profesional, incorporando todo lo necesario para su ejecución. Para ello debes valorarlo adecuadamente y no vale de nada que hagas un mal trabajo porque te van a pagar poco, sencillamente no lo hagas. Yo no tengo empacho en decirle a un cliente que el trabajo realizado por otro compañero es una mierda si veo que es un trabajo con graves carencias de definición.

-el trabajo que hago es suficiente para poder realizar lo que se ha proyectado, tal y como determina la LOE y el CTE. Ahora, no es lo mismo imprimir 6 veces los planos, para incluirlo en cada uno de los Anexos que se pueden pedir, encuadernar un documento, o encuadernar 6 documentos para que cada uno pueda tener el suyo para informar. Todo eso se arregla con una tramitación electrónica y que el mismo documento se reparta completo entre los que tengan que informar. Está claro que cuando te llega uno que te quiere pagar dos duros porque tiene a otro que se lo hace por uno y medio le digo que ya está tardando en encargárselo a otro.

-yo me refería a ciertos compañeros que entregan documentaciones sin detalles constructivos, mal definidos, con partidas presupuestarias que nada tienen que ver con lo proyectado, con faltas de justificaciones.....enfin, verdaderos engendros realizados a mala fe

-de eso lo vemos cada dos por tres, y serán los que hacen el trabajo como digo por un duro y medio

-así es.

-Eso que dices acompañado de una lectura de ese documento, con una interpretacion de la norma urbanistica estricta a lo que señala la normativa, y sabiendo que la responsabilidad final y real recae sobre el proyectista ayudaria mucho tambien.

-Dejo mi opinión: el proyecto debe ser un documento técnico, cuyo fin es construir un edificio, no debe entenderse como un documento justificativo, que básicamente es en lo que lo hemos convertido. Efectivamente, podemos ayudar al técnico municipal en su supervisión, pero también tendríamos que hacerlo con cualquier otro organismo de supervisión sectorial.

-Una cosa no quita la otra. Siempre hay reglas que cumplir y mientras más se estandarice y se simplifique la justificación de esas reglas, más espacio habrá en el proyecto para hacer Arquitectura.

-ese es el de ejecución; el básico es puramente descriptivo y justificativo.

-efectivamente, una cosa son los contenidos y otra las formas. Las formas en los trámites administrativos facilitan la comunicación y la gestión.

-Punto 9. Si se presenta en formato digital, que más da? Como si trabajas a escala 1:1. A ver cuando nos olvidamos ya de la copia en papel. Punto 10. Si se tiene que justificar tanta normativa ya me contarás como lo haces.

-Lo del punto 9 es por no cargar los planos de exceso de documentación. La manita del ratón puede con todo. Y como tu bien dices da igual la escala.

-Yo creo que habría que simplificar. Evitar tener que exponer en las memorias que el CTE, o el PGOU me pide tanto y yo pongo cuanto. Y no incluir los anejos de cálculo, esos que los pida el juez o que queden en depósito en los colegio. El ejemplo ideal es el de HULC, al final te da 4 folios de verificación, pero nadie sabe los cálculos que ha hecho.

-Hay proyectos en los que ni siquiera puedes encontrar un plano acotado en el que poder comprobar la ARM o la profundidad edificable. Y poner un indice en el pdf para poder encontrar toda la documentación no estaria de mas. A veces pasas mas tiempo intentando descifrar y ordenando toda la información que dando la licencia.

-En eso te doy la razón

-Algo bueno para todos sería que el “técnico municipal” supervisara los proyectos con intención positiva, ya que lo normal es lo contrario.

-Tomarse una tila, cumplir la normativa y si de verdad consideras q existe mala fe, coraje para denunciarla!

-Lo normal es lo que un día comento un compañero. El técnico municipal debe ser un interpretador de la normativa aplicable a cada proyecto con el objeto de su cumplimiento. Cuando dicho técnico por sus inquietudes no desarrolladas alude a otras esferas fuera de sus competencias.. y no le "gusta" nuestra propuesta... Que Dios nos pille confesados..

-Aquellos que presentan una documentación digital enmarañada o indescifrable, suelen ser los mismos que presentaban documentación analógica enmarañada e indescifrable. Mediocres y malos técnicos siempre ha habido.

-No es muy aceptable ese comentario, pues también seria aplicable a los "municipales"

-estoy de acuerdo, los municipales analógicamente mediocres siguen siéndolo digitalmente.

-Mediocridad a gogó

-Lo cierto es que hay areas de licencias que funcionan bien, y otras que funcionan mal. Los que hacemos proyectos, los hacemos igual para todos los sitios. Si conviene, que quien informa un proyecto en un exp. licencia, haya hecho alguna vez un proyecto.

-y haber dirigido obras, y haber solicitado alguna que otra licencia... quien no ha estado currándose la calle, difícilmente comprenderá la exasperante situación en la que a veces se encuentran arquitecto y promotor frente a unos servicios técnicos municipales excesivamente quiquillosos...

-No estaría de más.

-Apruebo con buena nota el examen

-No es mala idea que cada uno se ponga una nota 

-hace tiempo que no sigo los modelos del CTE, no valen para todo.

-Podrían discutirse casi todo, pero lo que más me llama la atención es para qué quiere el número de teléfono.

-pues para llamar al compañero directamente y comentarle las incidencias que has detectado. Igual te suena raro pero yo, que soy funcionario de una administración local, es lo que hago. No somos el enemigo, somos compañeros.

-Me parece que en la ley del procedimiento administrativo no aparece llamar por teléfono al interesado. Que en el caso de las licencias no es el redactor del proyecto sino el promotor. La inseguridad jurídica es eso entre otras cosas. Y por supuesto que no cabe la expresión compañero en este contexto. A ver si se informatiza de una vez y por completo y desaparece todo este proceder arcaico.

-No he dicho en ningún momento que una llamada de teléfono al compañero, pueda sustituir el procedimiento de notificación reglado; y poner en cuestión la seguridad jurídica del procedimiento administrativo de la notificación, por realizar esta llamada, no se sostiene. Ambos, tanto el interesado como el técnico redactor, siempre agradecen este tipo de llamadas, porque acercan la administración al administrado. La informática (el tratamiento automático de la información por medio de computadoras), aunque ayuda cada vez más, no es la solución para todo; una llamada, no sólo sirve para trasladar la información, sino para aclarar cualquier duda que pueda surgir en torno a ella de una manera ágil y eficaz.A mi entender, lo realmente arcaico es negar esta posibilidad.

-La tramitación telemática no va a curar las mentalidades precambricas!

-Es cierto que algunas veces te piden cosas verbalmente que no quieren poner por escrito

-Ese no es el camino y los arquitectos no deberíamos admitirlo. El camino debe ser la simplificación administrativa.

-lo uno no está reñido con lo otro. Nos guste o no, cumplir las normativas forma parte del trabajo!

-Cumplirlas si esa es nuestra responsabilidad pero su control previo debería ser el mínimo, urbanístico y poco más.

-Se trata tan solo de una propuesta

-Muy buen resumen de medidas mínimas, Los modelos del CTE, han hecho muchísimo daño.

-El proyecto con el CTE es más o menos el mismo que hacían los que hacían los proyectos con rigor en su contenido fundamental, lo que ahora pasa es que las exigencias a cumplir son más amplias, el proyecto básico es igual pero con más exigencias, por otro lado se han incluido en el proyecto los proyectos de todas las instalaciones, según el decreto de tarifas que establecía su contenido de las instalaciones se incluían esquemas que se desarrollaban posteriormente. Lo que si pasa es que el desarrollo del proyecto mediante software diverso convierte el proyecto en una adición de documento sin unidad formal si no se hace un intenso trabajo de unificación. En realidad lo que hay que hacer es una simplificación administrativa, pero ninguna Administración ni sus integrantes quieren perder el poder sobre los ciudadanos.

-Cuando hablas de simplificación administrativa, ¿Te refieres a declaraciones responsables?

-Con tu permiso te copio tu acertada reflexión. "El desarrollo del proyecto arquitectónico mediante software diverso convierte el proyecto en una adición de documento sin unidad formal si no se hace un intenso trabajo de unificación."

-Yo procuro opinar con razonamientos sensatos claro que puedes copiarla

-Me refiero no solo a eso sino a restringir que se control, básicamente el cumplimiento urbanístico y hacer responsable a los técnicos en base a su conocimiento y profesionalidad. Liberalizar de verdad la actividad profesional y limitar el papa estado que tanto impide o dificulta una actividad económica razonable.

-¿Eliminar toda supervisión del CTE dentro del básico? Tienes toda la razón en que no haría falta control municipal en ese tema ya que el técnico proyectista podría asumir perfectamente su cumplimiento, como de hecho ya hace.

-Como proyectista doy mi punto de vista:
1 Ser racional con las justificaciones. No es lógico andar justificando punto por punto y artículo por artículo. Salen memorias que acaban siendo una tortura para el redactor y el cliente y constructor. Si la barandilla en plano tiene la altura del CTE no es necesario indicarlo también en memoria.
2 Evitar duplicidades de información en planos y memorias.
3 Dejar de incluir la relación de normativa de obligado cumplimiento en cada proyecto ¿Alguién lo entiende? En consonancia con el punto 10. 4 Fomentar el uso de BIM y supervisar archivos ifc. No vale reírse.
5 No perder de vista la supervision tenga clara el objetivo de garantizar la calidad de la edificación, su integración arquitectónica y un adecuado medioambiente urbano y con normas urbanísticas de hace 20 años y más no siempre es lo más acertado. Estas normas regulan muchas veces cosas que ya están reguladas en el CTE.
6 Que las normas sean claras y tengan su motivación y el objetivo a conseguir y que existan criterios homogéneos evitando las interpretaciones personales.
7 Sistemizar y homologar documentos de proyecto. Esto no se debe hacer a nivel local.
8 Incluir un resumen ejecutivo que es lo único que habría que supervisar.
9 Asumir el principio de buena fe, los ciudadanos y los técnicos somos buenos hasta que se demuestre lo contrario.
10 Asumir que el control de la edificación y la ordenación urbanística se hace con la inspección y deledetección, no escudriñando proyectos. Y, por último, dejar inmovilismo y del "que nos quedemos como estamos". En documentación de obras de edificación tenemos normas del año 71 y 72.

-Y del año 44 las dimensiones de viviendas, comparto todo lo que dices menos lo del resumen ejecutivo, un proyecto básico ya tiene ese contenido.

-Y no pedir que se justifique que se cumple con vivienda exterior cuando en los planos se ve claramente que toda la vivienda es exterior.

-Y no pedir la ficha urbanística del colegio, porque es un documento de apoyo no obligatorio

-Si el proyecto básico fuese básico, no haría falta ir a ese "resumen". El problema surge cuando el básico no es tan básico o se incluye en un único documento denominado proyecto básico y de ejecución.

-y cada colegio la suya y la misma desde hace años. A mi me piden la ficha pero no es necesario que sea la del Colegio

-Si, estoy de acuerdo. El básico debe ser ese resumen

-sorprende esa dificultad en discernir lo importante en alguien que por su trabajo debe estar acostumbrado a ver proyectos y a saber que es lo que tiene que ver, no hay que rebuscar hay que mirar con intención y así salta a la vista lo que se busca.

-A veces resulta complicado para el técnico municipal separar la paja del grano de un proyecto para hacer el informe de licencia en unos plazos logicos. Se abusa a veces del "corta y pega" y se repiten datos en memorias y planos que a veces se contradicen entre si. Entiendo que todo esto no es generalizable pero a veces tengo la sensación de estar resolviendo una sopa de letras cuando informo un proyecto. Tambien entiendo que los cambios son siempre traumáticos en un principio, pero ¿Tan negativo sería intentar sistematizar y modernizar la presentación de los proyectos basicos de obras aunque con ello se facilitará el trabajo a los técnicos municipales? No hay que intentar encontrar la causa de los retrasos de licencias en un solo factor, pero todo suma para encontrar la solución.

-Si en los proyectos hay algo que se considera "importante" lo que no es importante sobra.

-Si esta regla se aplicara a la normativa a la burocracia, etc. etc. Entonces yaaa...

-La lista de las NOC no es necesario incluirla. Sólo hacer referencia a que el proyecto cumple con todas las NOC que le son de aplicación. Este es al menos el criterio del COAG, que me parece muy lógico

-Yo no entrego las NOC a priori, pero hay ayuntamientos que me lo han pedido. El COAATPO tb lo pide. Tb me han llegado a pedir partes propias del proyecto de ejecución según el CTE para dar licencia, cuando se había entregado solo básico.

-Y yo que he tenido proyectos de antaño, compuestos de 3 planos; situación, planta tipo acotada y estructura. Y una página de memoria y otra de presupuesto. Justificación normativa resuelta en una sola frase: se cumplen todas las normas que atañen al edificio. De extremo a extremo.

-Y el edificio no era peor que los de ahora

-Incluso mejores porque se sabía de construcción.

.Lo que más ocupaba era el pliego tipo. Pero se resolvía bien en obra.

-Tenemos claro que la finalidad del proyecto es la construcción del edificio, verdad?

-yo a veces tengo dudas.

-Y tanto. Al final de todo este jeroglífico. Cuando lo superas ya ni te acuerdas de la ilusión con la que empezaste a diseñar el proyecto. Esto es lo dramático. Para mi.

-En la edificación siempre hay reglas que cumplir y mientras más se estandarice y se simplifique la justificación de esas reglas, más espacio habrá en el proyecto de obras para hacer Arquitectura.

-habláis de generalidades, del caso tipo e ideal. Cuando luego te llega un encargo, te das cuenta de que ese caso no existe. Y te encuentras con una tabla rígida de un ideal de trabajo que no se ajusta a tu proyecto. Un plano de justificación urbanística? Hay muchos planos de justificación urbanística. Un plano de justificación de cte? Hay muchos planos de justificación de cte. Planos de tamaño reducido?? Por favor!!! Es el proyectista el que sabe para cada proyecto cuál es el mejor formato para explicar el proyecto y que el que vaya a construir entienda y vea claro las soluciones. Y eso a veces le puede generar más trabajo al técnico de la administración, sí, pero es que el fin del proyecto no es facilitar el trabajo al arquitecto de la administración

-El técnico de la administración no quiere saber nada del contenido del proyecto de ejecución. Por supuesto que el proyectista es el que decide en cada caso las características de la documentación del proyecto de ejecucion que le servirá mejor al que construya la obra . El problema es que en muchas ocasiones el proyecto básico que tienen que informar los técnicos municipales para la concesión de la licencia de obras se encuentra maclado dentro del de ejecución. En definitiva está claro que el fin del proyecto no es facilitar el trabajo al arquitecto de la administración pero tampoco creo que sea el dificultarselo.

-yo creo que el fin de la documentación técnica o proyecto que se entrega en las administraciones locales para la obtención de licencia es que cada técnico haga correctamente su función.. Si es el arquitecto del ayuntamiento su función de control y si es el arquitecto que solicita una licencia su función de representación..Lo que últimamente a mi al menos me está ocurriendo es que me topo con técnicos de menor edad con los que no acabo de arreglarme intelectualmente.

-hay que saber mirar.

-La divergencia intelectual también tiene bastante que ver en algunos casos en los que el conocimiento es dudoso.

-A eso me refería.

-La realidad es que hay municipios donde incluso se escudriña el proyecto de ejecución y otros donde ni se pide licencia para reconstruir un forjado o una ampliación o se pide sin proyecto. No es homogénea la aplicación de la misma legislación.

-Como el famoso plano del cumplimiento del RD 105 2008  "Estudio de Gestión de Residuos".... y éste, dónde se coloca exactamente??

-La Administración tutela en exceso el trabajo del arquitecto proyectista en lo referente al cumplimiento del CTE. Una cosa es que para redactar un proyecto básico, el proyectista tenga que tener en cuenta el CTE y otra que la Administración entre a supervisar dicha circunstancia.

-voy a ver si encuentro una foto de cartel de obra privada en Estados Unidos donde aparte de los datos administrativos se incluye una declaración del ¡¡¡promotor!!! donde declara responsablente que cumplirá el "building code".

-Declaración Responsable de obras en USA. No existe este debate. Entregas el proyecto, Seguro de RC, pagas la Tasa Municipal (del 0,7% del importe de la obra como podéis ver) y se comienza el día siguiente. No se supervisan los proyectos. Traduzco la Declaración Responsable; "Por la presente certifico y acepto que todas las disposiciones del código de construcción, la ordenanza de zonificación y las ordenanzas de la ciudad de South Padre Island se cumplirán, ya sea que se especifique aquí o no. El permiso puede ser revocado en cualquier momento, en caso de violación de cualquiera de las disposiciones de dichas disposiciones de dichos reglamentos. Por la presente, acepto salvar, indemnizar y mantener indemne a la ciudad de South Padre Island contra todas las responsabilidades, sentencias, costos y gastos que puedan de alguna manera acumularse contra dicha ciudad como consecuencia de la concesión de este permiso, o del uso u ocupación de cualquier acera, calle o sub-acera colocada en virtud de la misma y cumplirá estrictamente con todas las condiciones de este permiso.
Por la presente, reconozco que la información proporcionada es verdadera y correcta a mi leal saber y entender, y que soy el propietario o el agente debidamente autorizado del propietario. Estoy de acuerdo en cumplir con las leyes municipales y estatales, que regulan la construcción y al hacer el trabajo autorizado de ese modo. Entiendo que la responsabilidad del cumplimiento recae en el titular del permiso." La puede firmar indistintamente el Propietario o el representante.


-Esto sería lo ideal, pero se implanta en una mentalidad anglosajona consolidada por generaciones. En EEUU te hacen muchas preguntas al entrar y se creen lo que les dices, ahora bien prepárate como los engañes.

-Hemos comenzado ya , tenemos DR en las actividades, en algunos procedimientos de calificación ambiental,.. No creo en esa mentalidad, se trata de la eficiencia y eficacia en la Administración que en el caso sajón es mejor que el latino. Y dicho sea de paso más justo y democrático. Aquí todos conocemos como el que cumple la Ley es maltratado mientras el que la salta no sufre casi ninguna condena en muchos casos. Y un hecho además, el sector público emplea a una parte importante de los arquitectos en países sajones (fuente, encuesta arquitectos Consejo europeo) .

-Me he leído todas las respuestas y contrarespuestas y creo sinceramente que todos tenéis razón. Cada uno defiende y justifica el lado en el que está y al final nos echamos las culpas de los retrasos y problemas con las licencias a los demás. Claro que los Proyectistas podemos hacer mucho para facilitar el trabajo a los que tienen que supervisarnoslo para empezar haciendo todo bien y los que supervisan pueden facilitar el trabajo supervisando lo que tienen que cumplirse y no escudriñando los proyectos buscando fallos para echarlos para atrás por temas que no tienen que ver con el objeto de la supervisión o para justificar 8 meses de retraso sin que se haya visto aun el expediente. Pero No veo el tema que se propone de hacer un resumen en un par de folios del cumplimiento de las condiciones que se tienen que supervisar para adelantar el trabajo, porque ¿Que Arquitecto de Ayuntamiento se va a creer que cuando ponemos que lo cumplimos lo estamos cumpliendo de verdad? Inmediatamente se les pone la cara de inspector Holmes y lo que van a buscar es donde ha metido este el gazapo. Y de eso tenemos culpa también los demás o es que nunca hemos metido ningún gato en un proyecto que no cumple a ver si cuela y le hacemos al cliente eso que quiere y que no es posible con las normativas? Todos tenemos razón y todos tenemos culpa, pero no todos a la vez y en todos los casos.

-Un proyecto bien definido no necesitaría resúmenes de cumplimiento. El problema empieza en las escuelas, donde no se enseña a representar los proyectos para ser construidos, sino para ganar concursos internacionales de ideas. Y continúa en los colegios de arquitectos, donde se visa todo (previo pago) para que no nos enfademos.

-Una de las razones que han llevado a las hipejustificaciones en los proyectos que exige el CTE es la aceptación de que muchas patologías de los edificios provienen de proyectos mal o insuficientemente definidos. Cosa que es falsa. En eso ha tenido mucho que ver interesadamente el gremio de aparejadores. El cual se ha dedicado a medrar en el negocio de la "calidá". Pero los arquitectos seguimos en que todo es cosa nuestra: el problema y la solución.

-Y que en gran parte nuestras normas y legislación de la edificación la desarrollan ingenieros de caminos y lo que puede valer para un puente quizás no valga para un edificio.

-Quizás no, seguro.

-Me parece bárbaro lo que propones, pero veo que hay muchos colegas que no entienden las ventajas de seguir estas pequeñas instrucciones que facilitan la tramitación de las licencias, produciendo un beneficio general.

-¿Podemos estar todos de acuerdo en que el desarrollo del proyecto arquitectónico mediante software diverso puede convertirlo en una adición de documentos sin unidad formal si no se hace un intenso trabajo de unificación?. ¿Y que lo fundamental de un proyecto es obtener arquitectura construida y no la licencia de obras? Pues si estuviésemos todos de acuerdo en esto y que la licencia de obras es un "mal legalmente necesario", busquemos entre todos protocolos que agilicen su obtención. No hay que buscar las causas de los retrasos de las licencias de obras en un solo factor y todos los arquitectos, proyectistas y municipales son un eslabón fundamental para la solución de esta patología.

-¿Pero cómo vamos a estar de acuerdo con que haya males necesarios derivados de una burocracia insaciable a las puertas de la tercera década del siglo XXI?

-Las autorizaciones para edificar no las otorgan las licencias sino el planeamiento. Si se cumpliera el planeamiento, urbanisticamente hablando no haria falta la disciplina ni las licencias pero tengo serias dudas que el modelo anglosajon de declaraciones responsables funcione aqui, pero mientras que no cambie la ley debemos ser mas pragmaticos en la busqueda de soluciones factibles.

-Mas que la ley tiene que cambiar el sentido de la moral, pero nuestro ascendente de moral y principios no es calvinista sino católico y de ahí viene el problema del cumplimiento o el incumplimiento. Pero ese es otro debate, aunque en mi opinión tiene mucho que ver con el problema. Nuestro comienzo es enorgullecernos de haber copiado en un examen en lugar de estar profundamente avergonzadas.

-Mucho si.

-Responsabilidad individual se llama.

-Seria como la declaración responsable pero para la ejecucion de obras.

-Que se lo pongamos fácil, vamos.

-Yo creo que hay que empezar porque no falte nada, y que todos los documentos sean coherentes.

-Y por no repetir información, saber dónde está cada cosa y que no sobre nada.

-Es una buena iniciativa para facilitar la gestión. Comunicar los contenidos técnicos con un orden consensuado, facilita la comprensión del proyecto a la persona que lo ve por primera vez.

lunes, 21 de octubre de 2019

[557] Silencio administrativo en procedimientos de licencia

Mucho se ha hablado del sentido del silencio administrativo en los procedimientos de licencias. Lejos de tomar partida por alguna postura doctrinal, nos vamos a limitar a establecer el complejo régimen legal y jurisprudencial existente.
Como conocemos, con carácter general el art. 24.1 de la LPAC establece la norma general de que el silencio administrativo será siempre positivo con una excepción significativa: aquellos supuestos en los que una Ley establezca el silencio negativo. 
24.1. (…) en los procedimientos iniciados a solicitud del interesado (…) el vencimiento del plazo máximo sin haberse notificado resolución expresa, legitima al interesado o interesados para entenderla estimada por silencio administrativo, excepto en los supuestos en los que una norma con rango de ley (…) establezcan lo contrario”.
La aplicación de este principio al campo de las licencias suponía un verdadero desastre: se presenta una solicitud de licencia (que puede ser contraria al planeamiento) y se entiende concedida por el transcurso de tres meses, debiendo la administración revocar o revisar posteriormente la licencia y otorgando una indemnización al solicitante. Esta solución fue rechazada casi de forma unánime por la jurisprudencia. La solución se basó en la aplicación preferente de que en ningún caso podrán entenderse adquiridas por silencio administrativo facultades o derechos que contravengan la ordenación territorial o urbanística.
No obstante, y puestos en el plano doctrinal se daba una paradoja. Si la administración no contestaba existe silencio positivo para el ciudadano, en el supuesto de que el proyecto cumpliese. Pero ante la falta de resolución el ciudadano necesita un título que le diga ante terceros y por seguridad jurídica, de un documento que así lo exprese. Al existir silencio, jurídicamente no se puede recurrir, por cuanto sería inaudito acudir a un contencioso solicitando la nulidad o anulabilidad del otorgamiento por silencio de la licencia. Sólo cabía el extraño trámite de la certificación de acto presunto y frente a la falta de emisión acudir a la jurisdicción, lo que supone una compleja vía para poder acceder a la tutela judicial efectiva.
Pero el problema sigue estando ahí, por cuanto las leyes del suelo autonómicas (la LSG y la LOUGA no fueron una excepción) no establecían de modo expreso el silencio negativo. Por este motivo, el legislador estatal decidió atajar el problema estableciendo en el art. 11.4 del TRLSRU, el silencio administrativo para la mayor parte de los actos edificatorios y de parcelación. El problema es que el Tribunal Constitucional los ha decretado parcialmente inconstitucionales, complicando si cabe un poco más la cuestión, al hacer ahora un régimen complejísimo.
En este estado de cosas, podemos resumir el estado actual del complicadísimo régimen del silencio, siguiendo los supuestos establecidos en el art. 11.4 del TRLSRU, conforme con la STC 143/2017, de 14 de diciembre, la que establece en su fundamento 23 un complicadísimo régimen que se resume:
a) Movimientos de tierras, explanaciones, parcelaciones, segregaciones u otros actos de división de fincas en cualquier clase de suelo, cuando no formen parte de un proyecto de reparcelación.
1. Existe silencio negativo respecto a los movimientos de tierras y explanaciones.
23. (…) La regulación del silencio negativo no será inconstitucional en el caso de los movimientos de tierra y explanaciones al amparo de la competencia básica del Estado en materia de medio ambiente, dada la necesidad de preservar los valores propios del medio rural.
2. Con respecto a las parcelaciones, segregaciones u otros actos de división de fincas en cualquier clase de suelo, cuando no formen parte de un proyecto de reparcelación.
Existe silencio positivo, por cuanto el precepto es inconstitucional por invadir el Estado las competencias autonómicas.
23. (…) Por el contrario, la exigencia de silencio negativo en lo relativo a la división de fincas, cuya finalidad no es otra que comprobar el cumplimiento de las condiciones establecidas para su división, ya sea en suelo rural o urbanizado cuando no hay necesidad de equidistribución, vulnera las competencias autonómicas. Al carecer el Estado de título competencial, este inciso del apartado a) es inconstitucional. Lo propio sucede con el artículo 11.4 a) del texto refundido de la Ley de suelo y rehabilitación urbana, que lo reproduce.
b) Las obras de edificación, construcción e implantación de instalaciones de nueva planta.
Existe silencio negativo frente a obras de edificación de nueva planta. Es constitucional el establecimiento del silencio negativo.
23. (…) El apartado b) regula «las obras de edificación, construcción e implantación de instalaciones de nueva planta», con independencia de la situación del suelo. En el caso de la edificación, la Ley 38/1999, de ordenación de la edificación, establece una serie de requisitos básicos de la edificación destinados a garantizar la seguridad de las personas, el bienestar de la sociedad y la protección del medio ambiente (art. 3), al amparo del artículo 149.1.16, 21, 23 y 25 CE (disposición final primera), los mismos títulos que amparan al Estado para determinar, como especialidad ratione materiae, el carácter negativo del silencio de la autorización que exige para este tipo de uso del suelo.
Sin embargo no se regula el silencio respecto a las obras de edificación que no sean de nueva planta, lo que complica si cabe más, el este complejo régimen. Como no lo regula, entraría el juego del silencio positivo.
Con respecto a las obras de “construcción e implantación de instalaciones de nueva planta.”
La sentencia declara que el precepto es constitucional, y por lo tanto existe silencio negativo cuando se soliciten sobre suelo rural. Cuando se soliciten en suelo urbanizado, sensu contrario, este precepto no jugará y existirá silencio positivo, salvo que la Ley autonómica regule lo contrario.
23. (…) Es, por ello, que la regulación del silencio negativo no será inconstitucional, con base en el título competencial del artículo 149.1.23 CE, en los supuestos de «construcción e implantación de instalaciones» contemplado en el apartado b) pero solamente cuando las actividades y usos urbanísticos cuya autorización se solicita se lleven a cabo en suelo rural cuya transformación urbanística no esté prevista o permitida.
c) La ubicación de casas prefabricadas e instalaciones similares, ya sean provisionales o permanentes.
También la STC establece puntualizaciones que complican más si cabe, este rizar el rizo, estableciendo que sólo habrá silencio negativo cuando estas actuaciones se realicen sobre suelo rural. Sensu contrario, existirá silencio positivo cuando la solicitud se formule sobre suelo urbanizado, lo que complica más las cosas, por cuanto el suelo urbanizado no tiene comparativa automática a las clases del suelo, si bien por practicidad lo podemos equiparar al suelo urbano consolidado y al suelo de núcleo rural.
23. (...) Por la misma razón, el apartado c) que se refiere a «la ubicación de casas prefabricadas e instalaciones similares, ya sean provisionales o permanentes», con independencia de la situación del suelo, no será inconstitucional, con base en el título competencial del artículo 149.1.23 CE, solamente cuando la ubicación se lleve a cabo en suelo rural cuya transformación urbanística no esté prevista o permitida.
d) La tala de masas arbóreas o de vegetación arbustiva en terrenos incorporados a procesos de transformación urbanística y, en todo caso, cuando dicha tala se derive de la legislación de protección del dominio público.
Establece la sentencia:
23. Por último, el apartado d) contempla también dos supuestos que exigen un pronunciamiento diferenciado. Por una parte, la tala de masas arbóreas o de vegetación arbustiva en terrenos incorporados a procesos de transformación urbanística, en la medida en que se realiza sobre suelos cuya finalidad es convertirse en ciudad, nos remite de nuevo a un control de legalidad y adecuación al instrumento de planeamiento que rige dicha operación transformadora, sin que ello deba suponer una preterición total de los valores ambientales. En consecuencia este inciso resulta inconstitucional, al carecer el Estado de título competencial para fijar el sentido del silencio administrativo. También lo es, por tanto, el mismo inciso del artículo 11.4 d) del texto refundido de la Ley de suelo y rehabilitación urbana.Por otra parte, la tala de masas arbóreas o de vegetación arbustiva que se derive de la legislación de protección del dominio público tiene su encaje en la competencia estatal de procedimiento administrativo común, ex artículo 149.1.18 CE.
JURISPRUDENCIA. La STC 143/2017, de 14 de diciembre, declara inconstitucionales y nulos los incisos a los que se alude del art. 11.4 del TRLSRU en sus letras a) y d) en los términos establecidos por el fundamento jurídico 23, el inciso destacado de la letra b) y de la letra c) del apartado 4, por. Ref. BOE-A-2018-605.
En el mismo sentido, en cuanto a la constitucionalidad de las letras b) y c) del apartado 4, STC 75/2018, de 5 de julio. Ref. BOE-A-2018-11273
No obstante lo anterior, la LSG dispone en su art. 143.1 que “las licencias se otorgarán de acuerdo con las previsiones de la legislación y del planeamiento urbanístico”, y que “en ningún caso se entenderán adquiridas por silencio administrativo facultades o derechos que contravengan la ordenación territorial o urbanística”.
Este precepto es el que, en el orden práctico, se utilizará para negar con carácter general que opere el silencio administrativo positivo, salvo claro está, que el proyecto aportado con la solicitud de la licencia no contravenga la ordenación territorial o urbanística.
Esta posibilidad aparece refrendada por algunas sentencias, aunque niegan su concurrencia en el caso concreto, por ausencia de autorización o informe de otras administraciones, o por ser disconforme con el ordenamiento.
STSJ de Galicia de 20 de abril de 2017, sec. 2ª, rec. nº. 4322/2016: Cuarto.- (…) La remisión del expediente de concesión de licencia a la Administración autonómica a efectos del artículo 41 de la Ley 9/2002 estaba plenamente justificada al encontrarse las instalaciones proyectadas en terrenos situados en la zona de policía del dominio público hidráulico. Por ello la licencia (de obras) no podía obtenerse por silencio administrativo hasta que hubiese informado esa Administración.
STSJ de Galicia de 27 de abril de 2017, sec. 2ª, rec. 4123/2017: Primero.- (…)lo que también cabe referir al aspecto apuntado sobre supuesta adquisición de licencia de ocupación por silencio positivo, siendo con ocasión del examen del tema litigioso de fondo donde se podrán examinar y decidir las mencionadas cuestiones con valoración de los elementos fácticos concurrentes y aplicación interpretativa de la procedente normativa.
STSJ de Galicia de 10 de noviembre de 2016, sec. 2ª, rec. 4366/2016: Segundo.- (…) Existe también la STSJ, Contencioso sección 2 del 08 de octubre de 2015, Rec: 4288/2015, en que se decía que la recurrente nunca presentó un proyecto para que se le concediese licencia de actividad, lo que hace imposible su adquisición por silencio administrativo (…)
STSJ de Galicia de 23 de junio de 2016, sec. 2ª, rec. 4200/2016: Tercero.- (…) Por ello hay que concluir que la licencia solicitada no es conforme con la legalidad urbanística, y que por ello no era posible su adquisición por silencio administrativo positivo.
STSJ de Galicia de 9 de junio de 2016, sec. 2ª, rec. 4188/2016: Cuarto.- (…) al estar las construcciones a demoler en la zona de protección de un yacimiento arqueológico (un alfar romano), no es necesario acudir a la Ley de Patrimonio Cultural de Galicia para justificar la necesidad de esa intervención, pues la imponen las Normas Subsidiarias municipales en su artículo 2.3.1.1.7. Por ello, y dado lo dispuesto en el artículo 196.5, no era posible el otorgamiento de la licencia, y por lo tanto su adquisición por silencio, sin la autorización de dicha Administración.
STSJ de Murcia de 16 de abril de 2019, Secc: 2ª, Rec: 246/2018. Tercero.- (…) Finalmente decir que, tampoco operaría el silencio al no tener en cuenta la sentencia recurrida la consolidada doctrina establecida por la Jurisprudencia, destacando que, la Sala 3ª del Tribunal Supremo declara la imposibilidad de obtención por silencio de licencias o autorizaciones contra legem, no siendo suficiente, de cara a su obtención, el mero transcurso del plazo previsto en la norma para resolver. Así debemos destacar las siguientes sentencias de la misma Sala:
* STS 17 de octubre de 2007, afirmando que: "no compartimos la tesis de que una licencia urbanística, incluso en el caso de que lo solicitado sea disconforme con el ordenamiento jurídico con el que debe confrontarse, deba entenderse otorgada por silencio administrativo por el solo hecho de que haya transcurrido el plazo para resolver sobre ella
* STS 28 de enero de 2009 se pronuncia en los mismos términos, concluyendo que: "no pueden entenderse adquiridas por silencio administrativo licencias en contra de la ordenación territorial o urbanística"
* STS 25 de mayo de 2011 establece: "En el ámbito de las licencias urbanísticas, existe una constante legal que imposibilita la adquisición de licencias contra legem"-
* STS 26 de septiembre de 2013, mantiene la misma doctrina jurisprudencial que las anteriores sentencias.
Los TSJ se hacen eco de todas las sentencias del TS y las están aplicando a los supuestos enjuiciados.
Por ello, el único remedio ante la falta de resolución de expediente de solicitud de licencia por parte de un concello es acudir a litigio dando por hecho que existe silencio negativo, en el que, previa acreditación suficiente de que la actuación proyectada cumple con todos los requisitos de aplicación, se solicite que se dicte sentencia que acuerde la anulabilidad de la desestimación presunta por silencio de la licencia. Es obvio que el Concello en su contestación a la demanda, por mucho que pueda existir silencio positivo con el juego de las reglas del constitucional, no se va a oponer por este motivo.
Por último resaltar que el único remedio que le queda a los promotores ante la tardanza en la resolución de sus licencias, es reclamar a la administración los daños y perjuicios ocasionados por este retraso.
BIBLIOGRAFÍA: Guía práctica de responsabilidad patrimonial de la administración en urbanismo. José Ángel Oreiro Romar. Ed. iurisutilitas.es
Paulo López Porto. Abogado urbanista en www.lópezabogados.org

sábado, 12 de octubre de 2019

[556] El fin del urbanismo tercermundista

Calles estrechas e intransitables llenas de un barro que se pega en la suela de los zapatos cuando llueve. Fosas sépticas que filtran las fecales contaminando la tierra y los pozos donde beben los vecinos. Un problema de salud pública y de impacto brutal sobre el medio ambiente. Eso son los asentamientos irregulares en suelo rústico. La peor cara de un urbanismo de tintes tercermundistas. 
Las causas son claras. Unas edificaciones construidas contra la norma, unas administraciones incapaces durante décadas de poner orden y disciplina y el tiempo que corre y unas leyes que dicen que, transcurrido un determinado número de años, ahora en Andalucía son seis, ya no se pueden demoler esas casas. 
El resultado es dramático: cientos, miles, unas 300.000 viviendas irregulares a lo largo y ancho de nuestra geografía andaluza, condenadas a su paulatina degradación. Ni se podían demoler legalmente ni tampoco se les podían dar servicios básicos como el agua, la luz o el alcantarillado. Un escenario dantesco con unas edificaciones habitadas pero en condiciones de salubridad inadmisibles, contaminando el medio físico, destrozando el paisaje. 
Los expertos urbanistas y ambientalistas nos decían que no había más remedio que esperar a los planes generales para solucionar ese problema. Unos planes generales que tardan en aprobarse nueve años de media y que, cuando se aprueban, tardan mucho menos tiempo en ser anulados por los Tribunales, generalmente por un defecto de forma, por faltar algún informe, algún papel... El resultado, un callejón sin salida. 
Y, mientras llegaban esos planes que nunca llegaban, los vecinos de esos asentamientos seguían y siguen viviendo allí y vertiendo sus residuos al terreno porque la norma sacrosanta les prohibía dotarse de saneamiento y agua. Nuestras normas prohibían adoptar medidas para mejorar la calidad de vida de los vecinos y para reducir el impacto sobre el medio ambiente. Un verdadero despropósito. 
Pero los vecinos importan y también importa ese medio ambiente que parece importarle un bledo a quienes dicen defenderlo. A quienes no quieren que se metan redes de agua, ni de saneamiento porque -dicen- hay que defender el campo como si el campo fuera más importante que la gente y, sobre todo, como si el campo se defendiera permitiendo que se siga contaminando. 
Es cierto que tenemos que afrontar, y de manera inmediata, el problema heredado de una generalizada indisciplina urbanística a lo largo y ancho de toda nuestra geografía. Un descrédito para nuestro urbanismo y un problema que las anteriores administraciones públicas intentaron resolver pero al que no fueron capaces de poner coto. Es cierto que tenemos que tomar todas las medidas disciplinarias que sean necesarias y precisas -medidas que se están tomando ya- para que este problema no se repita, para evitar el efecto llamada, reforzando la inspección y apoyando y colaborando con los Ayuntamientos en esas tareas. El urbanismo andaluz tiene que cambiar. 
Pero, hoy por hoy, lo más urgente es paliar cuanto antes la dramática situación en la que se encuentran esos varios cientos de miles de ciudadanos andaluces que viven en asentamientos irregulares. Una situación que no tenía que haberse producido nunca, pero que, por desgracia, se ha producido y no se ha sabido o podido resolver. 
El Gobierno andaluz acaba de aprobar un Decreto-Ley con intención de resolver el problema de gran parte de esas edificaciones irregulares. Un Decreto-Ley que ni legaliza ni amnistía, que no se aplica a los suelos protegidos ni a los que se encuentren en situación de riesgo mientras existan esos riesgos (que nadie se engañe ni nos engañe), pero que facilita a los Ayuntamientos unos instrumentos urbanísticos adecuados para mejorar las condiciones de vida de muchos de nuestros vecinos y para reducir el impacto sobre el medio ambiente de muchas de esas agrupaciones de viviendas irregulares. Se trata de una clara apuesta de tintes sociales y medioambientales que busca acabar de una vez por todas con esa situación tercermundista. La solución, por tanto, está ya encima de la mesa y ahora corresponde a los Ayuntamientos, con la colaboración de la Administración autonómica, aplicar esos nuevos instrumentos y reforzar la disciplina. La tarea es compleja pero ya no caben más excusas ni dilaciones. 
Si todos colaboramos con lealtad, el Decreto-Ley recientemente aprobado puede certificar el inicio del fin del urbanismo tercermundista en Andalucía. 
José María Morente del Monte. Arquitecto. Director General de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Junta de Andalucía.

martes, 8 de octubre de 2019

[555] Arquitectura...vivienda para todos. 7 de octubre de 2019. Día Mundial de la Arquitectura


“Arquitectura...vivienda para todos” no es solo un titular, es un deber, una exigencia y un compromiso” 
Thomas Vonier es presidente de la UIA, Union Internacional de Arquitectos, organización global de los más de 3,2 millones de arquitectos que en el mundo celebran este primer lunes de octubre como el Dia Mundial de la Arquitectura y recuerdan cada año su compromiso de servicio a la Arquitectura como herramienta de servicio a la sociedad y los ciudadanos. Este dia coincide con el Dia Mundial del Habitat de las Naciones Unidas y esta misma coincidencia expresa aún más el compromiso de la contribución necesaria del trabajo de la Arquitectura en el alojamiento accesible para todos, en la implementación de la nueva Agenda Urbana y de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, sobre todo el Objetivo 11, para hacer las ciudades y los asentamientos humanos seguros, inclusivos, resilientes y sostenibles. 
Cada año la UIA aglutina estas celebraciones alrededor de una imagen icónica elegida en un concurso internacional. La de este año es obra de Huda Gharandouqa, una arquitecta jordana que cree “que las formas más simples crean los mayores cambios: dadas las terribles condiciones que el mundo afronta, las formas básicas y los sistemas resilientes deben convertirse en las bases de la arquitectura y el desarrollo urbano actual”. 
Con el Jurado de la UIA también nosotros mismos podemos apreciar el diseño fuerte y fluido que representa de modo abstracto un edificio de viviendas con figuras humanas diversas silueteadas en las ventanas iluminadas. La retícula nos transmite la esencia de la vida urbana y un sentido de comunidad. 
Con más de mil millones de personas viviendo en barrios degradados y asentamientos informales, la arquitectura tiene su desafío en contribuir a las soluciones que garanticen el acceso universal a alojamientos seguros. 
La Arquitectura hace esto, alberga y caracteriza, nos protege y nos capacita, sirve de base y cimiento para el ejercicio real de nuestros derechos de ciudadanos y suele ser la base de la dignidad personal y social. Una arquitectura de calidad es imprescindible para un espacio de calidad, una ciudad de calidad, responde, construye y soporta una sociedad mejor organizada y colaborativa, centrada alrededor de la calidad de vida de las personas. 
Este año se celebran también los 100 años de la Bauhaus, una escuela de arquitectura, más bien un movimiento, que tuvo una influencia posterior extensísima en los campos del diseñar, vivir y habitar. Al cabo de estos 100 años los arquitectos europeos hemos ido pasando de aquel ideal de la Bauhaus a u nuevo compromiso con la Baukultur, un criterio compartido y abierto a la sociedad a la que servimos de calidad del espacio urbano y de la Arquitectura como herramienta de sostenibilidad, ciudadanía y cultura europea. La Arquitectura va más allá de la construcción y la edificación, más allá de la urbanización y el urbanismo, y la movilidad... Arquitectura sin Fronteras, nuestra ONG de referencia tiene como lema “Construyendo Derechos”. El concepto de Baukultur resulta tan transversal que inunda una nueva manera de trabajar y estar en la sociedad y con ella, facilitando y canalizando la participación pública en los procesos de debate y diseño de las nuevas ciudades, la nueva movilidad y el nuevo habitar. Estos “nuevos” desafíos son en Europa y en España renovación, rehabilitación y reforma de ciudades, edificios y espacios urbanos, asumiendo los cambios de todo tipo que nos marca nuestra época. 
A menudo se habla del “problema de la vivienda”, del “problema de la ciudad”, del “problema demográfico”, en ningún caso se habla del “problema de la arquitectura”, la arquitectura siempre es parte de la solución, de las soluciones. 
La “Arquitectura, vivienda para todos”, es mucho más que un lema, es un desafío para toda la sociedad, muy especial para la profesión y motiva cada día la parte que nos corresponde como profesionales y como corporación. 
A todos y para todos: ¡Feliz Dia de la Arquitectura, Feliz Dia del Hábitat ! 
Moisés Castro Oporto. Decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Cantabria

martes, 1 de octubre de 2019

[554] ¿Tienen los ayuntamientos que hacerse cargo de los gastos de defensa jurídica de los cargos electos, funcionarios o personal a su servicio, denunciados o imputados en un procedimiento judicial penal?

Sucede con cierta frecuencia, que el Alcalde y otros concejales del Equipo de Gobierno de un Ayuntamiento, son objeto de denuncias y querellas que ocasionan actuaciones penales contra ellos, siempre por hechos realizados en virtud del cargo público que ostentan.
Lo mismo sucede con los funcionarios y el personal al servicio del Ayuntamiento, también por actuaciones en virtud de la función y trabajo que desarrollan en la entidad local.
En este informe se plantea si el Ayuntamiento tiene que hacerse cargo de los gastos de defensa jurídica de los cargos electos, funcionarios o personal a su servicio, denunciados o imputados en un procedimiento judicial penal.