martes, 22 de enero de 2013

[289] LA FORMACIÓN DEL ARQUITECTO Y LA LEY DE SERVICIOS PROFESIONALES

Hace ya casi 4 años, nuestro compañero Diego Fullaondo publicó este artículo de opinión que hemos considerado interesante traerlo hoy a nuestro blog para sencillamente informar, debatir y escuchar opiniones sobre el y sobre su relación con la futura Ley de Servicios Profesionales.
"La actividad de arquitecto será minoritaria. La sociedad no necesita multitud de generadores de hipótesis. Sí necesita infinidad de comprobadores de las mismas, debido a la enorme cantidad de garantías y seguridades que exigimos ahora para cualquier actividad. Los arquitectos volverán a evolucionar hacia una escueta élite, no necesariamente muy bien pagada ni muy reconocida socialmente, pero con un trabajo muy específico que consistirá en producir ideas para que otros las comprueben y las lleven a cabo. Muy probablemente estos segundos ejecutores, además de más numerosos, serán mucho más relevantes para la sociedad, reservando a los arquitectos en estas fases posteriores de concreción física de las hipótesis un discreto papel de asesoramiento general.../...
Es urgente ya definir lo específico del arquitecto. No podemos continuar con un modelo generalista arcaico y menos aun lanzarnos en brazos de actividades parciales vinculadas a una práctica profesional concreta de casuística infinita. Ni podemos formar a miles de Leonardos da Vinci, ni podemos pretender ser expertos reconocidos en ascensores, sociología, mobiliario urbano y cálculo estructural. Hemos asumido, y razonablemente bien por cierto, esas funciones durante mucho tiempo, pero se acabó. Ahora hay que decidir qué es lo que hacemos realmente bien y que nadie puede hacer aparte de nosotros."

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Por lo que entiendo el papel del Arquitecto se reserva a la generación de ideas y el articulo en su segundo párrafo parece que aboga porque nos centremos en esa actividad. Yo no estoy de acuerdo.
Es un ingeniero el que diseña un coche (o una lavadora), es un ingeniero el que desarrolla cada una de las partes que lo componen, es un ingeniero el que adapta el desarrollo a un proceso productivo, es un ingeniero el que controla la fabricación, es un ingeniero el que realiza el contro de calidad, es un ingeniero el que comprueba el proceso y lo retroalimenta, y suele ser un ingeniero el que dirige el negocio.
¿por qué nosotros somos distintos? ¿por qué se empeñan mis compañeros en impedir que me especialice en alguna de las partes del proceso?
A ver si es que el chiste de porque un arquitecto no estudia ingeniería resulta que va a ser cierto.....

moltisanti dijo...

No mareemos la cuestion, el arquitecto ya ha visto reducida en gran parte sus competencias y atribuciones. Lo que la LSP, plantea es que la capacidad de proyectar, se abra a profesionales que no se han formado en esta disciplina.

Dicho de otro modo el único campo que mantenía como propio el arquitecto era el proyecto arquitectonico de edif. y construcciones no industriales, y también esto nos van a quitar???

Antonio Clemente García de Alcaraz dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con "anónimo" y en desacuerdo absoluto con fullaondo, y por culpa de arquitectos como este, así nos va...

Lo que hay que hacer son reformas en la formación del arquitecto. ¿¿Cómo puede ser que después de 8-9 proyectos tengamos que hacer un PFC de 1,5-2 años?? ¿por qué no podemos hacer un PFC de urbanismo, sobre la construcción específica de algo, o el cálculo de lo que sea? ¿la única salida del arquitecto es la de proyectar un edificio? MENTIRA! Esto es lo que nos venden los que nos forman en las escuelas! Claro que no hay que formar a Leonardos Da Vincis! hay que formar a buenos profesionales!! no a artistas!!

Anónimo dijo...

Creo que el problema esta en la formación. No enseñan en las escuelas las disciplinas que luego se nos atribuyen. De las Estructuras que firmamos, poniendo nosotros el dinero del seguro de responsabilidad, al igual que las instalaciones, muchos no tenemos ni la capacidad de defenderlas...La disciplina de proyectos es fundamental en la formación, pero no olvidemos que el arquitecto a pie de calle trabaja de las instalaciones, construcción e instalaciones. Si eso no lo defendemos, quedaremos al salir de las Escuelas como "profesionales" o "SemiDioses" entrenados para hacer cuatro dibujos, a los que nadie contratará por ser un sobrecoste de servicio para hacer un edificio. Me tempo que, si seguimos con estos planes de estudio, quedaremos metidos en el saco de escritores, filosofos, actores, diseñadores de moda,...un saco dignísimo, pero para el que no hace falta estudiar una carrera de 6 años.
Y, los que nunca entraremos en el saco por ser gente que lleva haciendo el trabajo por el que se habilitó con esta carrera, nos veremos doblando ropa en tiendas de moda o lavando platos en un restaurante...debido a haber cambiado las reglas en medio de la partida y viendo como nuestro Colegio Profesional agacha la cabeza y se dedica a extinguirse.

Hemos perdido competencia en instalaciones, estructuras, presupuestos, ahora en las ITEs ,...solamente queda proyectos. Y eso no es bueno. De pasar a pelear por la construccion de puentes ahora nos vamos a dar de tortas por delinear, algunos con 40 y 50 años de edad, con un sueldo mínimo en una Empresa de Ingeniería que desarrolla de manera zafia unos edificios que antes habríamos podido desarrollar y firmar.

ES muy TRISTE.

Anónimo dijo...

De manera perversa...Si el arquitecto no quiere que un ingeniero no firme proyectos, por no haber sido formado en ello,...¿cómo podemos defender que un arquitecto firme estructuras e instalaciones, tasaciones ,Ites, ...si no han sido formados, hoy por hoy, para ello?...

Anónimo dijo...

Un arquitecto es simultanramente:

1. arquitecto
2. Ingeniero de instalaciones
3. Ingeniero civil
4. urbanista

Demasiado, no?

F. Xavier Inglada Salvador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Perdona, Antonio Clemente Garcia de Alcaraz, si Leonardo da Vinci hubiese vivido en nuestra época, a buen seguro sería un ingeniero industrial con inquietudes artísticas.

Publicar un comentario