jueves, 24 de junio de 2021

[611] Los informes sectoriales en la tramitación de los instrumentos de planificación territorial y urbanística

Los informes sectoriales deberían incorporarse a los instrumentos de planificación territorial y urbanística con mucha más antelación de lo que lo hacen en la actualidad (bucle negativo) incluso durante la fase de redacción del documento, para considerar las determinaciones de dichos informes desde el principio (bucle positivo) y dejando el actual procedimiento de informe sectorial a un mera comprobación del cumplimiento de lo informado en su momento.
Incorporar un acto administrativo de admisión a trámite de dichos instrumentos por parte del órgano sustantivo que obligara a los órganos sectoriales a emitir informes antes de la aprobación inicial, posibilitaria al redactor junto con los técnicos de la administración, ir elaborando un documento consensuado con todos los agentes sectoriales que tan solo pudiese retroceder en su tramitación por causa de las alegaciones, dándole de esta manera mayor celeridad al procedimiento y favoreciendo de paso la participación ciudadana.


lunes, 31 de mayo de 2021

[610] Carta de un arquitecto municipal a un ministro

Carta a D. Miquel Iceta. Ministro de Política Territorial y Función Pública del Gobierno de España
Estimado Sr. Ministro:
Como arquitecto municipal que soy, en estos momentos en que se está preparando la Ley de la Función Pública de la Administración General del Estado que de buen seguro nos va a afectar a todos, me gustaría compartir con usted una reflexión sobre mi profesión y sobre la realidad de que la función pública de un arquitecto no se limita sólo al ámbito estatal. De hecho solo el 6,5% lo ejerce en este ámbito. Más de la mitad de los arquitectos que ejercemos en la función pública lo hacemos desde la administración local y el resto entre la docencia y la administración autonómica. 
El atreverme a escribirle esta carta quizá se deba a la constatación del trato modélico que en el ámbito estatal se da al arquitecto en la función pública. Exigencia y uniformidad en el acceso a las plazas conduce a profesionales mejor capacitados que dan prestigio a la Institución y también a la Profesión. El problema es que Estados sólo hay 1 y ayuntamientos en España más de 8.000, y los arquitectos municipales llevamos muchos años soportando 8.000 criterios distintos para acceder a la función pública dentro de la administración local. 
No considero un argumento a favor de esta diversidad de criterios la recurrencia a la autonomía local. Que se consulte por ejemplo la Ley de Bases de Régimen Local y en concreto su Artículo 92 bis sobre Funcionarios de administración local con habilitación de carácter nacional para rebatirlo.
Movilidad, promoción interna, cursos para funcionarios en prácticas, formación para unificar criterios, frecuencia en la convocatoria de plazas, temarios y sistema de oposiciones homogéneos,... son conceptos que los arquitectos municipales, salvo contadas excepciones, no podemos disfrutar y que nos hacen mirar con sana envidia a ese 6,5% de nuestros compañeros que se encuentran en la función pública estatal.
Cuando se habla del arquitecto en la función pública local, se debe hablar de competencias, pero no solo de las profesionales, sino también de las institucionales sobre el territorio y el urbanismo, distintas pero no por ello menos importantes que las competencias sobre el asesoramiento legal o sobre la gestión económica de un municipio. Es curioso observar cómo el cambio competencial que supuso para el urbanismo la instauración del estado de las autonomías hace ya más de 40 años, no se haya visto reflejado desde entonces en ninguna ley de base estatal que favorezca la coordinación de nuestros ayuntamientos con sus comunidades autónomas respecto a dicha cuestión.
A las puertas de presentarse una Ley de la Función Pública de la Administración General del Estado, veo una gran oportunidad para que el Estado, como administración garante de la autonomía local, regule mediante legislación básica, las competencias urbanísticas de interés general atribuidas a los Ayuntamientos y compartidas constitucionalmente con las Comunidades Autónomas. Sería tan sencillo como modificar desde esta nueva Ley, la ley 7/1985 Reguladora de las bases de la administración local (ya hay precedentes) incluyendo un nuevo artículo al texto, el 92 ter, donde se faculte a las Comunidades Autónomas a la creación de un cuerpo de funcionarios de la administración local con habilitación de carácter autonómico dirigidas al control y fiscalización del urbanismo.
Con este simple gesto de la administración estatal, se conseguiría una mejor coordinación efectiva entre las dos administraciones con competencias en urbanismo. No es esta una propuesta para beneficiar a los arquitectos de la función pública, es una propuesta para mejorar la calidad, eficacia y eficiencia de los servicios públicos que prestan los ayuntamientos a la ciudadanía.  
Lo que acabo de exponerle estoy seguro que generará más exigencia y uniformidad en el acceso a las plazas vinculadas al territorio dentro de los ayuntamientos y producirá profesionales mejor capacitados que darán mayor prestigio a las Instituciones y también a las Profesiones que representan. Llevamos 14 años esperando esta Ley y desearía que no tuviésemos que esperar otros 14 más para solucionar la cuestión que aquí le expongo. 
Reciba un cordial saludo
Rafael González Millán. Presidente de la Unión de Arquitectos de las Administraciones Públicas de España. UAAAP/CSCAE

viernes, 28 de mayo de 2021

[609] Jornada sobre el arquitecto en la función pública

El próximo jueves 3 de junio de 2021 a las 10:00 horas, el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, desde el Instituto de Formación Continua y su Escuela de Opositores, organizan una Jornada Informativa gratuita en streaming de dos horas de duración en colaboración con la Secretaría General de Función Pública, sobre el arquitecto en la función pública.
En la Jornada se ofrecerán diferentes puntos de vista sobre el Arquitecto en la Función Pública de la mano de distintos ponentes especializados y, en muchos casos, desarrollando este tipo de funciones.
Se trata de una Jornada en la que se destacará la importancia de una formación y preparación de calidad del futuro arquitecto en la función pública, con la intención de desarrollar su actividad profesional, entre otras, dentro del cuerpo de Arquitectos de la Hacienda Pública.
Además, se podrán conocer diferentes puntos de vista de arquitectos de la Función Pública en activo que contarán su trayectoria profesional desde el inicio de su formación como opositores hasta la actualidad con diferentes grados de experiencia. Todos ellos, darán una visión panorámica de las posibilidades y trayectorias diversas que la Función Pública ofrece.
PROGRAMA DE LA JORNADA
1. Inauguración.
•Sigfrido Herráez - Decano del COAM.
•Lluis Comerón – Presidente CSCAE.
•Teresa Martínez de Marigorta - Vocal Asesora de la Dirección General de la Función Pública.
2. Plan de Captación de Talento. 
Teresa Martínez de Marigorta - Vocal Asesora de la Dirección General de la Función Pública.
3. Experiencias de Arquitectos en la Función Pública.•Angel Montero - Subdirector General de Coordinación de Edificaciones Administrativas. Patrimonio del Estado.
•Javier Martín Ramiro - Director General de Vivienda y Suelo. Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
•Raquel de Andrea Vicente - Subdirectora Adjunta de Coordinación y Gestión Administrativa. Secretaría General de Agenda Urbana y Vivienda.
•Rocío Morales Esteban - Jefa de Unidad de Inspección Centralizada. Dirección General del Catastro.
4. Coloquio.
•Iván Cabrera Fausto - Presidente Conferencia de Directores de Escuela.
•Rafael González Millán - Presidente de la Unión de Arquitectos de las Administraciones Públicas de España.
Moisés Castro Oporto - Decano COACantabria. Coordinador de la UAAAP/CSCAE.
5. Cierre de la jornada.
Teresa Martínez de Marigorta - Vocal Asesora de la Dirección General de la Función Pública.

lunes, 10 de mayo de 2021

[608] El Plan General de Marbella o como sobreponerse a las adversidades (merecidas o inmerecidas)

Mucho se ha escrito sobre la odisea que en que los últimos años se ha visto inmerso el Ayuntamiento de Marbella con referencia a su urbanismo municipal. Nuestro breve objetivo aquí no es el de manifestar ningún juicio de valor al respecto, sino mas bien el de recoger datos cronológicos de sus acertadas recientes actuaciones, que sirvan a otros ayuntamientos de España para sobreponerse a circunstancias adversas similares, merecidas o inmerecidas, y que desde su responsabilidad municipal puedan seguir mirando hacia adelante sin pausas para lamentarse, pero también sin prisas para obviar acciones tan importantes y tan legales como son la participación ciudadana y los criterios medioambientales, sin tener que esperar en este caso a la aprobación de una próxima ley autonómica en la que basar la aprobación inicial del documento. Hay mucho urbanismo que hacer antes de la aprobación inicial de un PGOU. Participar no es sólo alegar.
".../... nuestra intención es poder realizar la aprobación inicial del nuevo Plan General bajo el paraguas de la nueva ley que está gestionando el Gobierno andaluz, La LISTA (Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía .../..."
Ángeles Muñoz. Alcaldesa de Marbella
02/2010 •Aprobación del PGOU
10/2015 •Anulación PGOU 2010 por el Tribunal Supremo
12/2015 •Protocolo de actuación municipal a la vista de la anulación
12/2017 •Aprobación texto refundido PGOU 1986
05/2018 •Criterios y objetivos del nuevo PGOU
05/2018 •Modificación del PGOU 1986
07/2018 •Adaptación PGOU 1986 a la ley autonómica
11/2018 •Dictamen jurídico urbanístico sobre la situación generada tras la nulidad
10/2019 •Medidas de coordinación y participación-publicidad activa
12/2019 •Consulta pública previa del nuevo PGOU (Ley 39/2015)
07/2020 •Aprobación Avance nuevo PGOU
09/2020 •Remisión al órgano ambiental del Documento Inicial Estratégico (DIE)   
01/2021 •Fin del plazo de sugerencias y alternativas al Avance del nuevo PGOU
09/2021 •Aprobación Estudio de Impacto Ambiental

jueves, 6 de mayo de 2021

[607] Presencia de las Organizaciones Colegiales de Arquitectos de España en Twitter. Segundo trimestre 2021

Fuente: SparkScore

jueves, 18 de marzo de 2021

[606] Encuesta sobre elementos susceptibles de provocar contaminación visual en conjuntos históricos

La contaminación visual o perceptiva constituye, sin lugar a dudas, una de las amenazas que con mayor incidencia están afectando en nuestros días al patrimonio histórico. La sociedad contemporánea, con sus avances y novedades tecnológicas, que persiguen obtener una mayor comodidad en todos los terrenos de la vida, ha traído consigo la obligación de incorporar en la ciudad unos elementos que, si bien es cierto resultan elementales para el desarrollo de unos servicios sin los cuales sería difícil imaginar nuestro día a día, ponen sobre la mesa un duro debate en el que se sitúan frente a frente la conservación del patrimonio histórico y las formas de vida de la ciudad actual. Conseguir el equilibrio entre ambas partes y llegar a posiciones consensuadas y asumidas por la ciudadanía se convierte en uno de los objetivos que nuestra sociedad tiene el deber de cumplir. Lograr el desarrollo sostenible entre historia y presente, tecnología y patrimonio, debe ser el reto de las políticas patrimoniales del s. XXI.
Fuente: Plan de Descontaminación Visual o Perceptiva (PDVP) del Conjunto Histórico de Arahal (Sevilla)

domingo, 31 de enero de 2021

[605] Publicación: Una ciudad de profesiones


El hecho profesional afecta hoy directamente a más de dos millones de profesionales colegiados en España, más de trescientos cincuenta millones en el mundo. Representan el 4,3% de la población total estatal y el 25% de su población activa, mucho más en las grandes ciudades. Si a los profesionales colegiados añadimos a aquellos que no lo están, las cifras se doblan. Y si más allá de ellos, consideramos también a los ejercientes de tantos oficios que se consideran profesionales, el conjunto conforma una mayoría muy amplia, decisiva.

¿Por qué ahora este libro?
• El desconocimiento de la realidad conceptual e histórica del hecho profesional resulta sorprendente siendo notoria la oportunidad de interesar su reconocimiento.
• El vínculo de las profesiones y los oficios con las ciudades, históricamente relevante, parece haberse desvanecido, eclipsado.
• Pasa desapercibido que los procesos de desprofesionalización activos y en curso, están destruyendo el espíritu de ciudadanía que desde siempre ha estado asociado al hecho profesional y a los oficios.

¿A quién le puede interesar?
• El texto, tiene una vocación informativa y pedagógica, en el ámbito profesional y colegial, recopilando la historia y los conceptos básicos del hecho profesional.
• También se dirige al mundo del municipalismo y de las ciudades atrapadas como están por una insuficiencia crónica de recursos materiales y humanos en su gobernanza.
• Se dirige a todos los profesionales y ciudadanos interesados en conocer una realidad velada y desconocida que sin embargo puede ser muy inspiradora para orientar el futuro inmediato.
• Finalmente se dirige también al mundo universitario y educativo ofreciendo referencias para el debate sobre el modelo educativo actualmente en curso.

A partir de la recuperación de las tres palabras clave: profesionalidad, profesionales, profesiones, la narración se organiza a la manera de un viaje de reconocimiento en descubierta, que intenta recomponer un puzle hoy completamente disperso. Un profesional es un técnico con valores cívicos. El saber práctico y el civismo son sus fundamentos.
• Primera parte (fundamentalmente dirigida al entorno de las instituciones profesionales o colegios)
Bajo la convicción de que “quien pierde sus orígenes pierde identidad”, la primera parte recuerda la historia del hecho profesional, desde Hipócrates hasta nuestros días. Propone un reconocimiento del hecho profesional común a todas las profesiones, señalando sus siete elementos no prescindibles o estructurantes, entre los que destacan en especial las seis misiones públicas de las mismas: salud, habitabilidad, seguridad jurídica, educación, comunicación y sostenibilidad económica y ambiental.
• Segunda parte (dirigida fundamentalmente al entorno municipal y a los colegios)
En España y en Europa hay hoy cuarenta profesiones reguladas, que solamente tienen seis misiones (la salud, la educación, la habitabilidad, la seguridad jurídica, la comunicación y la sostenibilidad económica y ambiental), que se substancian en una única ciudad compartida. Es decir: 40 profesiones, 6 misiones, 1 ciudad.
• La tercera parte (dirigida a los profesionales y ciudadanos)
Se describe y analiza el fenómeno de la “desprofesionalización”, mediante tres principales y negativos procesos: la precarización laboral, la hiper regulación burocratizada y la inadecuada educación, unos procesos que contribuyen decisivamente a destruir ciudadanía. De modo que desprofesionalizar supone destruir ciudadanía.

Si alguien está interesado en el libro, lo puede conseguir desde su casa en: Jordiludevid.com/comocomprar y al día siguiente lo recibiría.

•"El futuro sólo lo pueden trazar las reflexiones transversales, propias de los pocos autores que son capaces de relacionar las verdades que se encuentran en disciplinas muy dispares". 

•"Hemos heredado modelos profesionales que vienen del siglo XIX y que han sido difícilmente adaptados a las nuevas situaciones científico técnicas, quedando hoy obsoletas para afrontar las exigencias del futuro. Una reflexión sobre este particular es urgente, también acometer y proyectar sobre nuestros sistemas universitarios y de buscar nuevos modelos que posibiliten los desafíos del futuro". 

•"Para los responsables y los alumnos de Facultades y Escuelas de Formación de las todas las profesiones, en especial en los cursos de doctorado, diplomaturas y másteres, debería ser de lectura obligada". 

•"Tiene un gran interés para todos aquellos que valoran la vigencia de la organización colegial de las profesiones y se preocupan por el fenómeno de la <desprofesionalización>". 

•"Estamos convencidos que este libro precisa disponer de la difusión que se merece, especialmente entre el mundo colegial, el municipal, y por extensión, entre aquellos políticos a los que preocupan los problemas de fondo de nuestra sociedad y trabajan para resolverlos con la mirada puesta más allá del mandato de cuatro años para el que han sido elegidos". 

•"Interesará sin duda a los profesionales del mundo, pero también, a todos aquellos ciudadanos interesados en los asuntos sociales y colectivos y que aspiran a una ciudad democrática, equitativa y sostenible". 

•"Se dirige al mundo del municipalismo y de las ciudades, atrapadas como están por una insuficiencia crónica de recursos materiales y humanos en su gobernanza. Sin olvidar a todos los profesionales y ciudadanos interesados en conocer una realidad velada y desconocida que, sin embargo, puede ser inspiradora para orientar el futuro inmediato. Finalmente, se dirige también al mundo universitario y educativo ofreciendo referencias para el debate educativo actualmente en curso". 

•"El ejercicio profesional responsable no puede continuar siendo confundido con el mercado de bienes. Hemos de exigir que se elimine de una vez la gratuita (y para algunos cómoda) confusión entre el mercado de meros objetos y la prestación de los servicios profesionales diseñando un entorno jurídico específico y adecuado". 

 •"En un mundo cada vez más urbanizado, las misiones que asumen los profesionales (salud, educación, comunicación, habitabilidad, seguridad jurídica, sostenibilidad ambiental y económica), afectan al conjunto de la sociedad y colaboran a la articulación de la ciudad y a reforzar la convivencia". 

martes, 5 de enero de 2021

[604] CTE: Impulsar el diseño para ganar eficiencia energética

"Podemos considerar los cambios introducidos en el CTE como una nueva inflexión en la manera de abordar un proyecto y los requisitos que le son obligados. Pasamos de atender el cumplimiento de los sistemas activos de una forma independiente, respecto de la creación arquitectónica, a una metodología más completa y transversal".

Para mejorar la seguridad, el bienestar de las personas y la protección del medio ambiente a través de la calidad de los procesos edificatorios y urbanizadores, en 2006 entró en vigor en nuestro país el Código Técnico de la Edificación (CTE). Por entonces, el parque edificado cubría las necesidades básicas de la mayoría de la población. Sin embargo, como consecuencia de los procesos de urbanización y edificación acelerados que vivió España a partir de la década de 1960, las edificaciones no siempre alcanzaban los parámetros de calidad adaptados a las nuevas demandas de una ciudadanía, cada vez más exigente, y a los requerimientos de sostenibilidad ambiental, social y económica.
Aquel primer CTE supuso un nuevo reto tanto para los proyectos como para las edificaciones resultantes, con mejoras, sobre todo, en el comportamiento energético que empezaron a consolidarse a partir de 2008, con más control sobre los sistemas constructivos.
Desde entonces, el código no ha dejado de evolucionar. Hace ahora un año, volvió a incorporar modificaciones en el Documento Básico de Ahorro de Energía (DB-HE), nuevas exigencias en seguridad en caso de incendio y una nueva sección del Documento Básico de Salubridad, dedicada a la protección de los inmuebles frente a la exposición al gas radón, segunda causa de cáncer de pulmón tras el tabaco. El objetivo de estos cambios es avanzar hacia un parque de viviendas más sostenible, mejorando la eficiencia energética de los edificios y aquellos elementos relacionados con la salud, el confort y la seguridad de la ciudadanía.
A partir de la entrada en vigor de estos cambios y de su aplicación obligatoria, el pasado mes de septiembre, las nuevas viviendas que se construyan han de tener una alta eficiencia energética que, sumada a la mayor contribución de energía procedente de fuentes renovables, conllevará una reducción media del consumo de energía respecto a los índices actuales de alrededor del 40%, ya que el límite medio anual de consumo energético del edificio se fija en 60 kWh de energía primaria total por metro cuadrado frente a los 100 permitidos hasta la entrada en vigor de la nueva actualización. Y, en consecuencia, también repercutirá en el ahorro económico de las familias, teniendo en cuenta que un hogar medio consume 9.900 kWh al año y gasta en energía un promedio de 1.285 euros al año, según los datos que recoge el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).
Igualmente, con el nuevo DB-HE se mejorará la calidad de las envolventes térmicas y se fomentará el uso de las tecnologías más eficientes y sostenibles para su acondicionamiento, lo que permitirá alcanzar unas condiciones adecuadas de confort con el mínimo gasto energético.
Estas modificaciones normativas conllevan un esfuerzo de adaptación permanente para los técnicos implicados en el sector de la edificación y, especialmente, para los profesionales de la Arquitectura, y asumimos el reto convencidos de que el conjunto de los cambios introducidos modernizará el parque edificado y sus parámetros de sostenibilidad, seguridad y confort en un momento en el que la emergencia climática representa uno de los mayores desafíos que afrontamos como sociedad. Además, supone avanzar hacia un parque de viviendas más respetuoso con el medio ambiente, con consumos de energía mínimos y mayores cotas de bienestar, así como mejoras cualitativas en aspectos determinantes para la salud y la seguridad de las personas.
Por otro lado, podemos considerar los cambios introducidos en el CTE como una nueva inflexión en la manera de abordar un proyecto y los requisitos que le son obligados. Pasamos de atender el cumplimiento de los sistemas activos de una forma independiente, respecto de la creación arquitectónica, a una metodología más completa y transversal.
Ahora, la justificación de los parámetros sobre la envolvente, entendida como la piel del edificio y los sistemas de climatización y control, se realiza de manera simultánea e integrada desde el momento en el que se conciben los espacios. La creación y el diseño de esos espacios, sus relaciones e, incluso, la elección del solar en el que se va a construir el edificio, resultan cruciales para el resultado final. De esta forma, pasamos de cumplir la normativa, mejorando los sistemas uno a uno, a comprender el conjunto proyectado como una “máquina para vivir”, parafraseando a Le Corbusier.
La disposición de espacios de amortiguación climática, como corredores, patios y antesalas, y el volumen y la forma, creados en función del clima y la localización, resultan fundamentales para el conjunto, como siempre hemos sabido los arquitectos. Además, todo esto forma parte de nuestra mejor tradición arquitectónica, con ejemplos como la casa-patio, cuyas bondades energéticas como conjunto equilibrado y sostenible conocemos desde la época romana.
El fin último de los cambios de hace ahora un año es conseguir un uso más racional de la energía, reducir el consumo a un límite sostenible e incorporar fuentes de energía renovable. Los proyectos incluirán estudios específicos para reducir la demanda e incluirán sistemas eficientes de mínimo consumo energético.
Nuestras estrategias considerarán desde el inicio la orientación y otros criterios de implantación -topografía, vientos dominantes, etc.-, la forma y la compacidad del edificio, la consideración de la envolvente y los sistemas pasivos con criterios más arquitectónicos, minimizando la dependencia energética e incorporando el uso de temperaturas razonables y la personalización de horarios.
Entendemos que estos cambios son un avance desde que se publicó el CTE en el año 2006, aunque el documento sigue siendo fragmentario. Queda todavía una revisión más profunda e integral absolutamente necesaria para simplificar los procesos.
Laureano Matas, secretario general del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE)